Fachadas: mucho más que estética

Las fachadas no solo deben captar la atención del viandante sino que también deben asegurar un ambiente interior confortable
one ocean pavilion

Cuando ponemos demasiada atención a la estética de las fachadas de nuestros proyectos, tendemos a ignorar la tecnología que tenemos a nuestro alcance y que nos permite tener también en cuenta el ahorro energético, el confort y la higiene en los edificios. No olvidemos que el principal fin de los edificios es que sean habitables, asegurando el confort y salud a sus ocupantes.

 

Diseño de fachadas

Fachadas

Edificio Showroom Kiefer Technic en Steiermark, Austria (2007). Obra de Ernst Giselbrecht + Partner. Foto: Paul Ott

La mayoría de las veces el diseño de fachadas de edificios se centra únicamente en el aspecto exterior y en querer robar todas las miradas. Si bien recordamos, el famoso arquitecto romano Vitruvio definía que los edificios debían tener tres cualidades: firmitas, utilizas y venustas (solidez, utilidad y belleza). Por tanto, no podemos diseñar nuestros proyectos simplemente teniendo en el centro únicamente el aspecto visual y dependiendo las otras dos cualidades de éste. Debemos proyectar edificios de forma holística para que éstos sean duraderos, habitables y, por supuesto bellos.

A estas tres características hay que incorporarle además una cuarta: la sostenibilidad. Cada vez son más los clientes que demandan edificios respetuosos con el medioambiente en todo su ciclo de vida, «de la cuna a la cuna». El caso específico de las fachadas cobra especial relevancia al abarcar éstas la mayor superficie de la envolvente del edificio.

Las fachadas deben ser funcionales en tres niveles:

  1. A nivel de protección del ambiente interior frente a agentes exteriores.
  2. Las prestaciones de la capa intermedia que compone la propia envolvente.
  3. La regulación de las condiciones óptimas ambiente interior.

 

Protección frente a agentes externos

Protección exterior fachadas

Agentes externos que influyen en la fachada del edificio

 

La fachada debe actuar de barrera frente a los agentes externos que supongan una merma de las propiedades físicas de los materiales y de confort del edificio, como:

  • La diferencia de temperaturas entre el día y la noche y entre estaciones de frío y de calor.
  • La excesiva radiación solar. Para ello contamos con protecciones solares fijas y móviles.
  • La entrada de agua. La estanqueidad al agua asegura la barrera frente al agua de lluvia.
  • Ruido aéreo exterior. El aislamiento acústico es fundamental para tener confort interior.
  • La carga de viento. Esta barrera previene la infiltración de aire no deseada por la fachada.
  • Posible robo.
  • El fuego.

 

Funcionalidad del sistema constructivo de fachada

Fachadas

 

Los componentes que conforman los sistemas de fachada deben ser en si mismos:

  • Capaces de resistir su peso propio.
  • Absorber los movimientos internos del edificio entre sistemas constructivos.
  • Duraderos con el paso del tiempo y el uso.
  • Aislantes térmica y acústicamente.

 

La fachada regula el ambiente interior

Fachadas

 

La fachada también es una barrera a nivel interior del edificio que preserva las condiciones interiores óptimas:

  • Una temperatura de confort. Gracias al aislamiento térmico de las capas del sistema constructivo, tanto en invierno como en verano.
  • La humedad relativa de confort. Debe regular también el riesgo de aparición de condensaciones y moho.
  • Permeabilidad al paso del aire. Gracias a la hermeticidad se evita las entrada de infiltraciones de aire no deseadas y se preserva la calidad del aire interior.

 

Si diseñamos fachadas sin tener en cuenta estos tres factores, sería difícil habitar los espacios interiores o bien, a costa de usar sistemas de climatización bastante importantes. De hecho podemos tener casos en los que la inclusión de un solo material puede ser capaz de mejorar enormemente el comportamiento energético y el confort del edificio. Por ejemplo, el tener espaciadores «de borde caliente» o «warm edge» en fachadas de muros cortina y grandes huecos.

 

Las fachadas «smart»

instituto mundo arabe

Instituto del Mundo Árabe en París (1987). Obra de Jean Nouvel. Foto: Georges Fessy

La fachada, como parte de la envolvente del edificio, actúa como «piel» protectora y separadora. Aunque no nos demos cuenta, nuestra propia piel se adapta a las condiciones externas al cuerpo según pasa el día y las estaciones. Se trata por tanto, de una capa «viva» y tremendamente adaptativa. Desde hace unos años, se viene dando una corriente arquitectónica que trata las fachadas como «inteligentes», la capa se adapta a las condiciones tanto internas como externas del edificio.

Para diseñar fachadas «smart» es necesario un análisis previo de las condiciones y las variables exteriores medioambientales. Las fachadas inteligentes se adaptan al ambiente exterior para sacarle su máximo provecho y son capaces de transformar su apariencia en base a esa capacidad de adaptación según pasa el tiempo. Las fachadas inteligentes pueden estar compuestas tanto por sistemas pasivos como activos.

 

Fachadas dinámicas

Torres Al Bahr

Torres Al Bahr en Abu Dhabi (2012). Foto: Christian Richters

Las envolventes dinámicas sirven principalmente para regular la entrada de radiación solar en función del día y la hora. También podrían estar orientadas a crear chimeneas de ventilación entre ambas pieles externas de forma que se saque provecho de la ventilación natural gratuita o para evitar sobrecalentamientos.

Otro uso importante también es la creación de fachadas con instalaciones de producción de energía renovable integrada, cuyos paneles giran y cambian de orientación según el movimiento del sol.

 

Sistemas de doble fachada

Fachadas doble piel

Ejemplo de fachada de doble piel acristalada combinada con módulos fotovoltaicos.

Normalmente definimos como sistemas constructivos de doble fachada a aquellos que están compuestos de una doble piel de cerramiento acristalado. Aunque también podemos encontrar ejemplos cuya piel acristalada exterior se ha sustituido por paneles solares transparentes o coloreados.

 

Envolventes biomiméticas

seoul commune 2026

Propuesta residencial Seoul Commune 2026. Proyecto: Mass Studies. Fuente: Inhabitat.

 

Los principios del diseño de la arquitectura biomimética tienen como punto de partida la observación de los procesos naturales y la biología como base para el diseño de edificios. Estamos hablando por tanto de un doble proceso: la observación  de la naturaleza y la posterior aplicación a los sistemas constructivos y la envolvente.

 

Nueva llamada a la acción

 

 

Ángela Sisternes García
Ángela Sisternes García
Técnica especializada

Arquitecta y diseñadora Passivhaus Certificada. Trabajando desde 2015 por edificios de gran calidad, confort y alta eficiencia.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!

Entradas relacionadas

Sin comentarios

Publicar comentario

logo kommerling