La energía embebida de los materiales

Si hablamos únicamente de consumos y demandas energéticas en cuanto al funcionamiento de los edificios solo nos ocupamos de una parte de la sostenibilidad
energia materiales

La necesidad de utilizar materiales en la construcción en los edificios es un hecho evidente. Lo que no se percibe tan a simple vista es que la mayoría de estos materiales de construcción son sometidos a costosos procesos industriales para su adecuada aplicación y que, si pierden sus propiedades con el paso de los años, deberán ser reemplazados por otros.

 

La sostenibilidad en los materiales de construcción

La energía embebida o incorporada de los materiales de construcción es aquella que «directa e indirectamente se necesita tanto para producirlos, utilizarlos como para desecharlos»: para la extracción de las materias primas; para la elaboración de los productos; el transporte de los productos a obra; la invertida por la maquinaria en la instalación en el edificio y su final desmantelamiento, el mantenimiento en fase de uso y finalmente derribo. La EI de los materiales de construcción forma una parte importante de la energía consumida y los impactos del Ciclo de Vida del edificio. Naturalmente puede calcularse: existen actualmente en el mercado diferentes software de cálculo preciso de la energía incorporada y la emisión de CO2 en el ciclo de vida del producto.

La energía embebida de los materiales significa también:

  • Tener presente su ciclo de vida completo.
  • Calcular la huella de Carbono de los materiales.
  • Disminuir los impactos ambientales del edificio.
  • Considerar todos estos aspectos ya desde la fase inicial del proyecto.

 

Trabajar con la energía embebida significa trascender más allá de conseguir reducir consumos y demandas energéticas del edificio en fase de uso (eficiencia energética) incorporando a ese cálculo energético tanto el «antes» como el «después» en la vida del edificio: es decir, las fases de producción y construcción por un lado y las fases de desmantelamiento y reciclaje por otro.

¿Cuáles son los materiales con mayor energía incorporada?

energia embebida materiales

Energía y emisiones de CO2 en materiales.
Fuente: ETSAB con datos del banco BEDEC del ITeC.

 

En la tabla se aprecia la diferencia en cuanto a materiales con elevada energía incorporada como, por ejemplo, el EPS (necesita 32.5 kWh/kg para su fabricación), en comparación con aquellos con una mejor energía, como el corcho aglomerado (solamente 0.8 kWh/kg).

Los siguientes productos de la construcción destacan por su alta EI:

  • Acabados vinílicos.
  • Caucho sintético.
  • Policarbonato.
  • Los acristalamientos.
  • Perfilería de Aluminio y metales en general (acero estructural, cobre)

 

Las claves para reducir la energía embebida en nuestro edificio

sostenibilidad materiales

Foto: Markus Winkler

Teniendo en cuenta que, en torno al 90% de la energía embebida/incorporada tiene que ver con las fases de extracción y fabricación de los productos, te damos una pista dónde podemos acometer una reducción drástica de la energía embebida en el proyecto o edificio:

  1. Utilizando materiales de origen local y no extremadamente elaborados en su proceso de fabricación.
  2. Que sean duraderos con el paso del tiempo, evitando así su pronta degradación y tener que sustituirlos por otros nuevos.
  3. La posibilidad de reciclaje son importantísimas. En el caso de algunos materiales con alta EI en sus fases de extracción de materias y fabricación, su huella de Carbono podría reducirse al extremo si se reincorporasen en la cadena de producción tras su desmantelamiento en el edificio.

 

También es importante que tengas en cuenta la cantidad de material que necesitas en el proyecto. Es decir, tampoco es de gran ayuda utilizar una mayor cantidad de componentes con baja EI si utilizando otros con mayor EI es necesaria una menor cantidad.

 

Cómo incorporar materiales sostenibles en el proyecto

Ahora mismo existe un proyecto europeo, Life Renatural NZEB, que ha desarrollado una base de precios de construcción de acceso libre con materiales con baja energía incorporada.

Hay que prestar también atención a la durabilidad de los productos, ya que quizás por el hecho de incorporar al proyecto materiales con muy baja energía embebida en su proceso de industrialización, repercuta en su durabilidad, lo que repercute en que a largo plazo deberá sustituirse más rápidamente, provocando más consumos a la larga.

 

Las Declaraciones Ambientales de Producto son imprescindibles

La labor para el Análisis del Ciclo de Vida del edificio y los materiales de construcción se facilita gracias a las fichas DAP. Este documento es la radiografía sostenible del producto determinado, es decir, cuantifica detalladamente el impacto ambiental en su ciclo de vida completo. 

En el caso concreto de KÖMMERLING, contamos ya con sistemas de carpintería con fichas DAP: el sistema Eurofutur  Elegance y KÖMMERLING76 Xtrem. Estos perfiles tienen además destacadas prestaciones aislantes y herméticas al paso del aire.

 

Nueva llamada a la acción

Ángela Sisternes García
Ángela Sisternes García
Técnica especializada

Arquitecta y diseñadora Passivhaus Certificada. Trabajando desde 2015 por edificios de gran calidad, confort y alta eficiencia.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!

Entradas relacionadas

Sin comentarios

Publicar comentario

logo kommerling