La economía circular en sistemas de carpinterías

Caso práctico: KÖMMERLING. Analizamos cómo la marca de sistemas de carpinterías de PVC implanta la economía circular en su proceso productivo.
economia circular carpinterías

Llevamos ya tiempo oyendo sobre el concepto de economía circular y que es imprescindible aplicarla desde ya. Pero, ¿Cómo podemos practicar la circularidad como arquitectos? ¿Es posible aplicar a día de hoy la economía circular en componentes y más concretamente en carpinterías? Te adelantamos que este tema es verdaderamente apasionante :-). ¡Sigue leyendo!

 

La economía circular en la arquitectura

kommerling ventana corredera

Los productos y sistemas constructivos son los ingredientes de nuestro proyecto, con los que materializamos nuestro diseño en papel. Y, por ende, los edificios también son auténticos almacenes de materiales y de fuentes de energía en potencia. Desgraciadamente, la forma de demolición tradicional nos hace pensar que un edificio obsoleto constructivamente hablando no tiene valor y solo acarrea residuos. No valoramos el potencial que tienen los edificios al final de su fase de servicio, depositando materias primas inertes en un vertedero en lugar de revalorizarlas.

La economía circular enfocada a la arquitectura se dedica a darle la vuelta por completo a esta práctica.

En nuestro diseño arquitectónico circular no solo vamos a pensar cómo se construye nuestro proyecto, sino también como se desmantela. De esta forma, el valor de los materiales utilizados para ensamblar el edificio se mantiene más allá de su fase de fin de uso. Pero esta mentalidad no es nueva. En otros sectores, por ejemplo el del automóvil, los modelos de producción están diseñados para reciclar más del 95% de los materiales componentes. Sorprendente, ¿Verdad?

Ya ves que un peso bastante importante en cuanto a la aplicación de la economía circular en la arquitectura recae en el diseño de los sistemas y componentes constructivos. Veamos cómo podemos hacerlo y en qué tenemos que fijarnos para elegir productos circulares.

 

¿Cómo se «circulariza» un sistema de carpinterías?

Recolección de despuntes de PVC en la fabricación de perfiles que se reciclan para incorporarlos de nuevo en la cadena de fabricación. Foto: KÖMMERLING.

 

Ya sabemos que el empleo de materiales y componentes constructivos circulares es imprescindible para hacer arquitectura circular. Veamos en qué consiste la aplicación de la economía circular en el caso de las carpinterías.

Lo principal para «circularizar» es revisar por completo el modelo de negocio del sistema, rediseñándolo desde la linealidad hacia la circularidad. Esto significa que para su fabricación deben ponerse en práctica los siguientes principios:

  • Diseño de producto con estrategias de «diseño para el desmontaje», de forma que los materiales se recuperen fácilmente al final del ciclo de vida del edificio y se reinserten en la fabricación de nuevos componentes.
  • Mecanización de los procesos de montaje y desmontaje.
  • Rechazo radical a la utilización de materias primas «de primer uso/nuevas».
  • Reutilización extrema de las materias primas provenientes de sistemas desmontados.
  • Aprovechamiento máximo de los desperdicios de material en la manufactura de los componentes reinsertándolos nuevamente en la cadena de producción.

 

La clave del diseño de carpinterías circulares y componentes constructivos en general consiste en mantener al máximo el valor económico de sus materiales con el paso del tiempo y aprovechar los desperdicios, haciendo hincapié en conservar este valor incluso cuando la carpintería se desmantele del edificio.

 

Fíjate si el sistema tiene ficha DAP particular

global EPD kommerling

Fuente: KÖMMERLING

En cuanto a nuestro interés como arquitectos para poner en práctica la economía circular en proyectos y especialmente a la hora de elegir carpinterías, un punto de partida muy muy sencillo es simplemente prescribir componentes que tengan la Declaración Ambiental de Producto particular (DAP). ¿Qué significa esto? Existen dos tipos de DAP: el general de un producto de la construcción y el de un producto específico. Las DAP generales son genéricas, por ejemplo, carpintería de PVC, carpintería de madera, … pero las DAP particulares definen un sistema concreto que se comercializa, son mucho más precisas y realistas que las genéricas, puesto que estas últimas aglutinan valores de varias marcas.

También debes observar que la DAP es completa (todos los campos tienen valores y no queda ninguno sin rellenar). Es decir, que la ficha describe todo el análisis del ciclo de vida del producto (hasta su desmantelamiento). Sólo así puedes saber cómo de circular y sostenible es el sistema de carpinterías analizado.

 

Los sistemas KÖMMERLING son pioneros en circularidad

materia prima lvc

Los pellets de PVC es la materia prima principal de los perfiles KÖMMERLING.

Nuevamente te estamos hablando de conceptos como aprovechamiento de desperdicios, mecanización, muy en línea con Lean Construction y Construcción 4.0. Estrategias que llevamos ya tiempo explicándote en el Reto KÖMMERLING. Además, KÖMMERLING, como marca líder en fabricación de sistemas de carpinterías de PVC, impulsa la economía circular demostrando una vez más su apuesta seria por la transformación del sector hacia la sostenibilidad. En este caso, KÖMMERLING ha introducido cambios en su modelo de negocio de producción de perfiles:

  • Tiene la certificación «Zero Pellet Loss«, en la que se ponen en práctica estrategias para minimizar al máximo los desperdicios de PVC en la fabricación. Con esta práctica aseguran la protección del fondo marino.
  • Cuenta con un programa de recogida de restos de corte y despuntes, tanto a nivel interno como en su red oficial de fabricantes. Los trozos se vuelven a insertar en la cadena de fabricación.
  • Uno de los lanzamientos estrella del 2022 en la oficina matriz de Alemania es la fabricación de perfiles con materia prima 100% reciclada.
  • Se está desarrollando asimismo un programa de reciclaje de ventanas terminadas, es decir, carpinterías provenientes de rehabilitación de edificios. Esto supone la creación de una red de centros de recogida y reciclaje de ventanas.
  • KÖMMERLING está implantando además en su modelo de negocio la metodología Lean Manufacturing, con el objetivo de ser más productivos gracias a la optimización de recursos. En este sentido, ya se han llevando a cabo un sistema de gestión de material mediante tecnología RFID y el proyecto SMED en la línea de foliado.

 

KÖMMERLING tiene DAPs particulares

Por último y no menos importante, queremos destacar que la marca cuenta ya con Declaraciones Ambientales de Producto particulares (DAP) para varios de sus sistemas: KÖMMERLING76 MD Xtrem y EuroFutur Elegance, también en su versión con cajón de persiana RolaPlus. Se pueden consultar y descargar en la biblioteca ténica de la marca. Las fichas muestran además el Análisis de Ciclo de Vida completo, con lo que te aseguras de contar no sólo con excelentes sistemas sino también con la confianza que aporta instalar ventanas diseñadas con la economía circular.

 

Nueva llamada a la acción

Ángela Sisternes García
Ángela Sisternes García
Técnica especializada

Arquitecta y diseñadora Passivhaus Certificada. Trabajando desde 2015 por edificios de gran calidad, confort y alta eficiencia.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!

Entradas relacionadas

Sin comentarios

Publicar comentario

logo kommerling