Materiales

Los comienzos del plástico en la construcción no fueron fáciles. Las primeras industrias productoras se encontraron de lleno con la fuerte tradición de los materiales convencionales, unido al desconocimiento de los nuevos materiales fueron factores clave para que la introducción fuera lenta en parte, debido a los prejuicios que generalmente se producen ante la novedad. Poco a poco el consumo comenzó a crecer y, como consecuencia, a bajar el precio de los plásticos lográndose entonces generalizar el material hasta nuestros días.

La Gran Muralla china, Santa Sofía, la cúpula de la catedral de Florencia, los dos mil templos de Pagán en Birmania (intactos desde hace 900 años) o el edificio Chrysler en Nueva York son sólo algunos ejemplos de edificaciones realizadas con ladrillo. Distintas culturas de distintas épocas, en distintas localizaciones geográficas han optado por utilizar el ladrillo como base de algunas de sus más bellas obras arquitectónicas. En la actualidad, la evolución y variedad de los materiales cerámicos posibilita la construcción de edificios singulares de gran belleza.