Visitamos la primera Passivhaus del mundo

Celebramos los 30 años de la construcción de la primera casa Passivhaus.
primera passivhaus

Situada en un barrio tranquilo al norte de la ciudad de Darmstadt (Alemania), este edificio de 4 viviendas en hilera puede que no provoque demasiado interés arquitectónico, pero supone el origen de otros muchos más edificios que sí lo despiertan. La primera Passivhaus del mundo surgió de un gran interés por hacer edificios confortables y saludables para sus ocupantes, y que a la vez tuvieran un mínimo consumo energético. Ya alcanzando su «madurez», te contamos si el edificio necesita o no alguna reparación tras 30 años siendo habitado.

 

Características del primer edificio Passivhaus

fachada passivhaus

La visita a la primera Passivhaus de Darmstadt produce cierta sorpresa. Por un lado, es un edificio que no destaca del resto del entorno: se encuentra al final de una calle con edificios residenciales de forma parecida y rodeada de vegetación. Pero por otro lado, tienes oportunidad de apreciar el paso del tiempo en una casa pasiva. Y la verdad es que ¡Se conserva perfectamente!

El proyecto piloto que se convirtió en el referente Passivhaus

El primer Passivhaus fue el fruto de las conclusiones a las que llegó un grupo de investigadores y fue financiado por el estado federado de Hesse, donde se encuentra la ciudad de Darmstadt. El proyecto, que fue concebido como un edificio piloto, fue diseñado por los arquitectos Bott, Ridder y Westermeyer. Tras monitorizar y ensayar con proyectos anteriores, el equipo de investigadores y los arquitectos decidieron aplicar tanto sistemas innovadores como técnicas tradicionales de casa solar pasiva:

  • Orientación de bloque Norte-Sur (la ideal)
  • Apertura de huecos a Sur para captación solar gratuita, ausencia de huecos en Este y Oeste. Entrada a las viviendas en fachada Norte
  • Alta compacidad
  • Construcción pesada = inercia térmica
  • Cubierta ajardinada
  • Aislamiento térmico continuo
  • Libre de puentes térmicos
  • Carpinterías especiales con triple acristalamiento y gas Argón (sistema innovador)
  • Protecciones solares
  • Hermeticidad al paso del aire
  • Equipos de ventilación más eficientes y con recuperación del calor
  • Tecnología de energía térmica para ACS

 

Finalmente, el edificio fue construido y lleva siendo monitorizado desde la fecha. Con ello el concepto quedó claramente constatado, confirmando que este sencillo edificio gastaba un 90% menos en calefacción que los edificios nuevos por aquel entonces. A partir de esa fecha muchos otros arquitectos han tomado como principal referente este primer Passivhaus, habiendo ahora decenas de miles de edificios certificados repartidos por todo el mundo.

La «nueva» Arquitectura Passivhaus allá por 1990

Precisamente este primer Passivhaus es interesante porque podemos ver el estándar en «estado puro». Es decir, nos encontramos ante el caso más didáctico e ideal a la hora de aprender el estándar, ya que se ven aplicados con total claridad las estrategias para conseguir una casa pasiva:

características pasivas

 

cubierta passivhaus

Construcción y composición de la cubierta. Fuente: Passivhaus Institut

La cubierta de madera está aislada con 44.5 cm de lana mineral insuflada, más el acabado ajardinado. Hermeticidad interior con lámina de PE. U = 0,1 W/m2K

 

muro Passivhaus

Muros de fachada. Fuente: Passivhaus Institut

Los muros de fachada están compuestos por una hoja de bloque silicona-calcáreo aislado por el exterior con sistema SATE. 27.5 cm de EPS. Hermeticidad interior con yeso. U = 0,14 W/m2K

 

sótano Passivhaus

Detalle del encuentro de muro de fachada con techo de sótano, definición de la envolvente térmica. Fuente: Passivhaus Institut.

El puente térmico del sótano fue especialmente mimado. En el detalle se puede ver la continuidad del aislamiento térmico de techo de sótano, aislado con 25 cm de Poliestireno y el encuentro con el muro de fachada resuelto con bloques de hormigón celular y extendiendo el aislamiento de fachada. Hermeticidad con el propio forjado. U = 0,13 W/m2K

Otros datos generales y prestaciones del primer Passivhaus (en el momento del edificio construido):

  • Número de plantas: sótano, baja más dos sobre rasante
  • Superficie de Referencia Energética: 156 m2 /vivienda
  • Demanda de calefacción: 14 kWh/(m2a)
  • Demanda de refrigeración: 0 kWh/(m2a)
  • Consumo de Energía Primaria: 65 kWh/(m2a)
  • Hermeticidad n50: 0.2 renov./hora

 

Tuvieron que inventarse «las carpinterías del futuro»

Como no existían sistemas comerciales de carpinterías super eficientes que llegasen a cumplir con los requisitos del estándar, tuvo que diseñarse un sistema de carpinterías exclusivo. Había otro problema, y es que tampoco existían intercalarios de plástico, sino únicamente de Aluminio. ¿Qué quiere decir esto? Que existían puentes térmicos perimetrales en las hojas de las carpinterías. Para aumentar las prestaciones de las carpinterías se tuvo que:

  • Recubrir con PU los marcos de madera;
  • Sobreaislar el puente térmico perimetral en la unión del acristalameiento con el marco.
  • El resultado, una Uhueco = 0,7 W/m2K

 

Y, por último y no menos importante, por primera vez en el mundo de la construcción, se colocaron las carpinterías en linea con el aislamiento térmico, y no en el interior, como se venía haciendo.

carpintería passivhaus

Sección de la carpintería en el primer edificio Passivhaus. Fuente: Passivhaus Institut

 

¿Sigue cumpliendo el estándar Passivhaus 30 años después?

La mejor prueba de que algo funciona es con hechos. La mejor prueba de que el estándar Passivhaus funciona es que, tras 30 años, no se han necesitado obras de conservación.

detalle passivhaus

Estado de conservación actual del SATE, las carpinterías y los conductos de ventilación del primer edificio Passivhaus

Al estar monitorizada, la casa arroja datos continuos sobre consumos. Estos son los resultados en cuanto a:

Eficiencia Energética

Podemos asegurar que el edificio se comporta térmicamente incluso mejor de lo esperado (11 kWh/(m2a), con consumos medios de 8.4 kWh/(m2a) (mira la gráfica más abajo).

El SATE se encuentra en perfectas condiciones, no habiendo necesitado ninguna reparación o sustitución hasta ahora, incluso en condiciones climáticas adversas como Alemania. Hace 5 años se extrajo una muestra para comprobar las prestaciones. El sistema y los materiales siguen funcionando como el primer día.

Las ventanas parece que perdieron algo de gas Argón por el camino, pero menos del 0.25%. 

La hermeticidad sigue prácticamente intacta, pese a lo «experimental» de las técnicas utilizadas para ello. Se volvió a hace un test blower door el 12 de febrero de 2016 y solamente se detectaron algunos fallos en el sellado perimetral de los huecos. Aún así, la diferencia se incrementó de las 0,21 renovaciones/hora a las 0,26 (en 25 años!!!).

Confort

También en 2016 se hizo una inspección termográfica y, habiendo revisado el total del edificio, incluso en las zonas difíciles como los encuentros de cubierta con muros de fachada, se pudo constatar el confort.

Higiene

Gracias a los filtros con los que cuentan las 4 unidades de ventilación con recuperación del calor (1 por vivienda), se comprobó que, tras todo este tiempo, los conductos (de acero galvanizado) no precisan ninguna limpieza ni han desarrollado mohos en el interior. El contar con buenos filtros y cambiarlos regularmente asegura la calidad del aire interior. Es más, haciendo una prueba desconectando el sistema de ventilación, arrojó un nivel de Radón de 65 (± 10) Bq/m3, frente a los 43 (± 10) Bq/m3 con el sistema encendido.

Las unidades de ventilación preexistentes tienen ahora mismo una eficiencia del 82%.

 

Años de monitorización de la primera Passivhaus. Consumo energético de calefacción (en gris) y comparativa con la normativa alemana, fijada en 60 kWh/m2a (negro). Fuente: Passivhaus Institut

 

¿Sabías que …?

  • Para construir el primer Passivhaus tuvieron que fabricarse componentes exclusivos, ya que en la época no existía la tecnología de materiales que tenemos ahora. Por lo que el sobrecoste rondó el 50%.
  • En 1990 apenas existían códigos de construcción obligatoria y, los que había, eran bastante laxos en las exigencias energéticas. Aún así, el Doctor Feist con su equipo y los arquitectos consiguieron reducir la demanda de calefacción un 90% de los edificios nuevos que se construían en los 90.
passivhaus fachada norte

Fachadas Este y Norte. La entrada a las viviendas se hace por la fachada Norte, protegida a su vez por una cristalera.

  • La primera vez que se hicieron ventanas con triple acristalamiento fue para construir este edificio. En los 90 ni siquiera existían lo vidrios bajo emisivos. Ahora podemos encontrarnos triples vidrios prácticamente en cualquier distribuidor de ventanas.
  • Por si todavía no te fijaste, la casa pasiva tiene protecciones solares. Exacto, incluso en Alemania es necesario protegerse a veces del sol en verano.
  • El sistema de ventilación fue también pionero en el primer edificio Passivhaus. Ahora tenemos una variedad tremenda de sistemas comerciales.
fachada sur passivhaus

Detalle de la fachada Sur de la primera Passivhaus. Apertura de huecos pero protegidos del Sol

 

¿Te interesa el estándar Passivhaus?

12 conferencia

Si has llegado hasta aquí es que te interesa el estándar Passivhaus ;-). Por ello te decimos que todavía estás a tiempo de comprar un pase para la 12 Conferencia Española Passivhaus:

  • Este año se celebra en formato online.
  • Desde el 21 de octubre hasta el final de la conferencia tendrás a tu disposición ponencias de altísimo nivel, solo haciendo clic.
  • Y no te pierdas la ponencia de nuestra compañera Marta Muñoz sobre El Cajón de persiana en la certificación Passivhaus. ¡Te esperamos!

 

Nueva llamada a la acción

 

Ángela Sisternes García
Ángela Sisternes García
Técnica especializada

Arquitecta y diseñadora Passivhaus Certificada. Trabajando desde 2015 por edificios de gran calidad, confort y alta eficiencia.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!

Entradas relacionadas

Sin comentarios

Publicar comentario

logo kommerling