El ahorro energético no es azar: Informe Baldasano

Estos son los resultados del informe llevado a cabo por la Universidad Politécnica de Barcelona sobre el consumo eléctrico y las emisiones de CO2 de los diferentes materiales con los que podemos fabricar los cerramientos.
descarga

El hueco ocupa el límite entre el exterior y el interior, a la vez que rompe la maciza y opaca continuidad del muro para conseguir iluminar y ventilar. Es uno de los elementos más importantes de un edificio y sin duda la pieza clave de la envolvente térmica; por tanto, su adecuada definición es fundamental en cualquier arquitectura.

Vamos a ver las conclusiones del Informe Baldasano, un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Cataluña en el que, según el material utilizado en una ventana, se evalúa:

  1. El consumo energético
  2. Las emisiones de CO2

Para ello utiliza el mismo hueco, una ventana batiente estándar de 1,34 m x 1,34 m con doble acristalamiento, cuyos marcos estructurales se fabrican alternativamente con PVC, aluminio (sin y con rotura térmica) y madera.

Se realiza un análisis de los parámetros citados por fases, según el Ciclo de Vida de una ventana, y así obtiene el resultado final desglosado en cada una de estas etapas. Es muy útil porque busca resultados representativos para la Península Ibérica, y nos facilita una información que hará posible proyectar edificios realmente sostenibles.

Adjuntamos esta tabla resumen para que podáis compararlo y hacer vuestros propios cálculos:

 

VentanaConsumoEléctrico (kWh)

Emisiones de

CO2 (kg)

PVC 30% reciclado doble acristalamiento1.740730
PVC 0% reciclado doble acristalamiento1.780742
Madera doble acristalamiento2.045886
Madera simple acristalamiento2.6331.155
Aluminio 30% reciclado con rotura doble acristalamiento3.2441.418
Aluminio 0% reciclado con rotura doble acristalamiento3.8191.672
Aluminio 30% reciclado sin rotura doble acristalamiento3.8381.681
Aluminio 0% reciclado sin rotura doble acristalamiento4.4131.935

 

Tras esta información, queda demostrado el ahorro energético que permite el PVC frente al aluminio y a la madera, concretamente un 45% y un 15% respectivamente.

Estos datos deben importarnos a todos y permitir así que cada uno pueda aplicarlo desde su posición. Nuestro sector debe conseguir transmitir la importancia de esta clase de decisiones, que afectarán directamente a los costes económicos de los consumidores, por no hablar de costes irreparables en el medio ambiente.

RBHA8AT3A9VB

¿Te ha gustado el artículo? Valóranos y compártelo!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Entradas recientes

6 Comentarios
  • xobo
    Publicado el 10:23h, 02 septiembre

    Hola Juan, creo que en Arquitectura el orden debría ser: funcionalidad; economía; diseño. Si bien, todos deberiamos estar obligados a alcanzar el último paso para que Esto siga siendo un arte.
    Saludos y enhorabuena por este blog tan útil

  • María
    Publicado el 11:39h, 19 julio

    No es cuestión de ONG´s.
    La Arquitectura se diferencia de la pintura o de otras artes por su utilidad.
    Y hombre, por supuesto que pongo por encima la funcionalidad de un edificio que su aspecto formal… Acaso la arquitectura no es un servicio para la ciudad y para las personas?

  • Juan
    Publicado el 12:14h, 16 julio

    Creen q el ahorro energético está por encima de la estética?? esto es arte, no una ONG…

  • Patí
    Publicado el 17:33h, 06 julio

    Hola, Sara y Admin.

    Me ha gustado mucho este artículo, y es realmente interesante preguntarse si estos materiales responderán igual en distintas condiciones meteorológicas y climatológicas.

    De todos modos, y sin ser una experta en la materia, lo que está claro es que las ventanas de PVC normalmente no se ven afectadas por el clima o la contaminación. Lluvia ácida, salinidad, contaminación industrial, pesticidas, fertilizantes y otros agentes contaminantes que están presentes en nuestro día a día son inofensivos para el PVC.

    Un cordial saludo.

    Patí.

  • admin
    Publicado el 10:42h, 06 julio

    Este informe es de gran utilidad para tener un sistema de referncia capaz de permitir una camparación entre materiales.

    Se realizó en 2005 tomando distintas variables climatológicas de la península Ibérica y contemplando así la más desfavorable. Es lo bueno, que cumple con holgura el CTE y el protocolo de Kioto.

    Próximamente publicaremos un post con las bases de cálculo que llevan a estas conclusiones, para que podáis tomarlo de referencia.

    Gracias Sara!

  • sara
    Publicado el 10:19h, 06 julio

    primero de todo, me encanta el blog!
    todos los articulos los encuentro muy interesantes! enhorabuena!
    me gustaría solo hacer una cuestión, realmente estos índices de consumo variarán también según en que zona calorífica, situación geográfica, me encuentre, no? como actua en climas extremos?
    muchisimas gracias de antemano, y a seguir asi!!!!

logo kommerling