Cómo elegir ventanas – Guía para arquitectos

Las carpinterías prescritas en un proyecto influirán en su eficiencia energética y confort. En esta guía veremos qué debemos tener en cuenta al elegir las ventanas para un edificio o vivienda.
guia arquitectos elegir ventanas

Las ventanas son uno de los elementos más importantes de la fachada, ya que conectan el interior de una vivienda con el exterior, repercutiendo directamente en su aislamiento y confort. Por ello, escoger los cerramientos de un proyecto no es tarea fácil. Y menos en la actualidad, cuando los requisitos de eficiencia energética son cada vez mayores y más necesarios. ¿Existe la ventana ideal? Al elegir ventanas lo cierto es que no hay una única solución, sino que la elección puede depender de diversos factores (zona climática, orientación, estética, tipo de hueco…).

Desde Reto KÖMMERLING queremos ayudaros recopilando todos aquellos factores que debemos tener en cuenta al elegir ventanas. Aspectos como el tipo de material, de apertura, de vidrio, los diferentes sistemas que existen, etc.

 

Materiales

Del material escogido dependerá en gran parte el aislamiento térmico y acústico de la ventana, ya que la transmitancia térmica no es la misma en todos. Cuanto menor transmitancia tenga el material escogido, más aislante será el marco de la ventana. Los diferentes marcos para ventanas que existen son:

Metálico: Normalmente fabricados en aluminio o acero. Tienen una transmitancia térmica aproximadamente de 5.7 W/m2k, un valor muy elevado que hace que en algunos lugares no se pueda cumplir el CTE. No son eficientes en términos de aislamiento.

Metálico con RPT: La rotura de puente térmico consiste en la incorporación de elementos separadores con baja conductividad térmica separando así el interior del exterior. Los valores de transmitancia térmica van desde los 4.0 hasta los 2.5 W/m2K, por lo que tampoco son extremadamente aislantes.

Madera: Debido a su propia naturaleza proporcionan buenos niveles de aislamiento, llegando a tener una Uf = 2.2 W/m2K. Su principal inconveniente es el mantenimiento.

PVC: En la actualizad este tipo de carpinterías generalmente está formada por unas 5 o 6 cámaras de aire estanco, ofreciendo elevados niveles de aislamiento tanto térmicos como acústicos. Los valores de transmitancia están en torno a 1.8 W/m2K.

Si hablamos de PVC, es importante matizar que no todo el PVC es igual. Las diferencias en la formulación (que veremos más adelante) influyen directamente en la transmitancia térmica del perfil. Un ejemplo de esto podemos verlo en el sistema KÖMMERLING76 MD Xtrem, que ofrece un valor de Uf =1.0 W/m2K.

 

Prestaciones del PVC

Sus propiedades aislantes han hecho que este material se convierta en uno de los más demandados para la fabricación de ventanas y puertas. Sin embargo, todavía son muchos los mitos y dudas que lo persiguen. A grandes rasgos, podemos decir que el PVC es uno de los materiales plásticos más antiguos y que, actualmente, se comercializa de manera industrializada por todo el mundo.

Llamado Cloruro de Polivinilo, el PVC es una combinación química de carburo, hidrógeno y cloro. Sus componentes provienen en un 57% de la sal y en un 43% del petróleo, siendo un material versátil, económico y respetuoso con el medio ambiente. Es muy utilizado en el sector de la construcción, ya que aporta prestaciones como:

  • Alto aislamiento térmico y acústico
  • Estabilidad dimensional
  • Resistencia a los agentes atmosféricos, biológicos y químicos
  • Aislante eléctrico
  • Difícilmente inflamable y auto-extinguible en su comportamiento ante el fuego
  • Resistente al impacto
  • Reciclable

 

Si todo esto lo aplicamos a la fabricación de ventanas, obtenemos cerramientos con altos niveles de aislamiento y resistencia, lo que se traduce en ahorro energético y confort de la vivienda.

No todo el PVC es igual

No todos los fabricantes de sistemas de ventanas de PVC utilizan la misma formulación, y en las pequeñas diferencias es donde se encuentra la calidad. La formula diseñada por KÖMMERLING se obtiene tras agregar al PVC diferentes estabilizadores que modifican la resistencia al impacto. Creando perfiles más resistentes a los golpes, a la fuerza del viento, etc.

Además, es importante destacar la responsabilidad medioambiental de los sistemas KÖMMERLING. Desde hace 20 años trabajamos con estabilizadores respetuosos con el medioambiente como lo son el calcio y el cinc, adelantándonos a las normativas y fabricando sus sistemas bajo el sello Greenline. Un concepto que se apoya en 4 pilares fundamentales:

  • Mejora constante de la concepción de los sistemas para mejorar el aislamiento térmico, acústico y economizar en los consumos de energía.
  • Reciclaje de los perfiles, que se vuelven a incorporar al ciclo de producción, ahorrando así energía y materias primas.
  • Eliminación del total de metales pesados, como el plomo y el cadmio, en los procesos industriales y utilización de estabilizadores respetuosos con el medio ambiente.
  • Pioneros en el cumplimiento de Protocolos Medioambientales Internacionales.

 

Se puede encontrar más información sobre la formulación o los controles a los que son sometidos los perfiles tras su fabricación en el folleto de calidad de KÖMMERLING.

 

Formas de apertura

Esta decisión dependerá del hueco en el que vayamos a instalar la ventana. Los sistemas oscilobatientes son muy completos, ya que permiten abrir las ventanas en sus dos ejes, sin embargo, necesitamos contar con espacio para poder abrir las hojas hacia el interior de la vivienda. Por otro lado, si lo que tenemos es un hueco grande que comunica con un jardín o terraza, instalar una corredera nos hará ganar una mayor entrada de luz natural en la vivienda.

Existen diferentes tipos de sistemas de apertura:

  • Entre las abatibles están: Las abatibles de giro vertical, las de giro horizontal o las pivotantes. Y la opción que combina las dos primeras y de la que hemos hablado más arriba: las oscilobatientes.
  • Entre las correderas nos encontramos con: corredera simple, corredera-elevadora (se eleva sobre sí misma a la hora de cerrarse, mejorando su hermetismo) y la corredera paralela.

Formas de apertura ventanas

Opciones de sistemas

Una vez tenemos claro el tipo de material con el que estarán fabricadas nuestras ventanas y conocemos la forma de apertura que queremos y/o necesitamos, es hora de escoger el tipo de perfil (el marco de la ventana). Encontraremos opciones tanto practicables como deslizantes, con más o menos cámaras de aire (ofrecerán más o menos aislamiento) y diferente acabado o diseño. En este documento vamos a ver el catálogo de soluciones con las que cuenta KÖMMERLING.

Sistemas practicables

  • EuroFutur Elegance: 70mm y 5 cámaras. Aislante, seguro y una buena opción para quienes buscan mejorar la eficiencia energética de una vivienda o proyecto.
  • KÖMMERLING76 Xtrem: 76mm y 6 cámaras. Es una generación de sistemas de elevadas prestaciones tanto térmicas como acústicas que cuenta con diferentes versiones según necesidades. Para los que priman la estética está 76MD Zero (hoja oculta a la vista) y AluClip Zero (combina las prestaciones del PVC con el acabado visual del aluminio). Los sistemas KÖMMERLING76 Xtrem son ideales para proyectos Passivhaus y EECN.
  • GlassWin: un sistema de acristalamiento estructural que logra reducir el marco y ampliar la superficie de luz. Se suele hacer uso de este sistema en edificios de oficinas donde se buscan fachadas muy luminosas.

 

Sistemas deslizantes

  • PremiLine: 3 cámaras de aislamiento. Una solución que consigue un desplazamiento suave y silencioso, adaptándose a cualquier espacio y permitiendo incluir hasta 4 hojas.
  • PremiDoor76: ofrece unas prestaciones técnicas muy superiores a las de cualquier otra corredera tradicional. Al tratarse de una corredera-elevadora, la hoja se eleva sobre sí misma en su apertura, mejorando la hermeticidad y permitiendo alojar vidrio de gran espesor.
  • PremiSlide76: destaca por una novedosa forma de apertura mucho más ligera, resultado de la combinación entre corredera y paralela. Un deslizamiento de alta calidad con elevadas prestaciones de estanqueidad al agua y bajas infiltraciones de aire.

 

Tipos de vidrios

Una ventana está compuesta por diversos elementos, por lo que no solo es importante escoger el material con el que estará fabricada y el tipo de perfil, también influirá en sus prestaciones el vidrio. Las diferentes opciones que tenemos son:

  • Sencillo: No son recomendables por sus escasas cualidades acústicas y de seguridad.
  • Con cámara de aire: La cámara de aire rompe el puente térmico entre los dos cristales.
  • Laminados o de seguridad: Con láminas de butiral entre planchas de vidrio se consiguen este tipo de vidrios.
  • Acústicos: También con unas láminas especiales de butiral se consiguen enormes cantidades de aislamiento acústico.
  • Bajo emisivo: Con estos vidrios se consigue una baja transmisión térmica entre el exterior y el interior. Son muy interesantes desde el punto de la eficiencia energética.
  • Con filtro solar: Deja entrar la luz natural mientras refleja la radiación calorífica.

 

Colores y acabados

Si hasta ahora hemos diseñado nuestra ventana basándonos en nuestras necesidades técnicas (aislamiento, espacio, hermeticidad…), es momento de prestar atención a la estética. En la actualidad, las posibilidades de color o acabado con las ventanas y/o puertas de PVC son prácticamente infinitas. Podremos escoger un color foliado que imite la madera o el aluminio, pero manteniendo las prestaciones térmicas y de mantenimiento que nos ofrece el PVC. Según la estética del proyecto, escogeremos un tipo de acabado u otro.

Es importante saber que nuestra elección perdurará en el tiempo, y por eso en KÖMMERLING utilizamos la tecnología PX, que incorporada al foliado un tratamiento especial y libre de plastificantes para la protección solar. Esta tecnología reduce la temperatura que absorbe el perfil y mejora la durabilidad y estabilidad del color.

 

¿Con persiana o sin ella?

Por la climatología que caracteriza a España es muy habitual instalar persianas junto a nuestras ventanas. Si nos decidimos a ello, es importante escoger un cajón de persiana que nos asegure el aislamiento proporcionado por la ventana. Al final, un cajón de persiana no deja de ser otro elemento que comunica el interior con el exterior de la vivienda, por ello es tan importante prestarle atención.

En KÖMMERLING contamos con el cajón de persiana RolaPlus, un cajón completamente estanco que incluye en su interior una pieza de aislante reforzado con la que se garantiza la baja transmitancia térmica del sistema.

RolaPlus persiana

Otras opciones para la protección solar además de la persiana, puede ser la instalación de contraventanas. Las hay de diferentes tipos y estilos, según nuestros gustos o el estilo del proyecto, escogeremos unas u otras. Si son de PVC nos aseguraremos su durabilidad, fácil limpieza y mantenimiento.

 

Seguridad en las ventanas

Cada vez preocupa más la seguridad a la hora de escoger una vivienda, un factor que también influye en la elección de las ventanas. Los cerramientos de PVC fabricados con sistemas KÖMMERLING ofrecen elevados niveles de seguridad debido a:

  • La materia prima: como hemos comentado anteriormente, la formulación de PVC empleada dota de resistencia al impacto a los perfiles.
  • Uso de refuerzos: al fabricar la ventana se introducen refuerzos metálicos en el interior de los perfiles, consiguiendo una ventana segura y reforzada.
  • Uniones: en las ventanas de PVC las uniones se producen en las esquinas. Además, se sueldan térmicamente fusionando las partículas de PVC (sin tornillos, pegamentos, ni ningún otro material).
  • Herrajes: son otro de los elementos que conforman la ventana y que permiten su abertura y cierre. Lo habitual es que el fabricante de las ventanas ya trabaje con determinadas marcas de herraje y no nos pregunten por ello, pero en este aspecto los perfiles KÖMMERLING son compatibles con los mejores sistemas de seguridad del mercado.

 

Seguridad frente al fuego o el viento

Al hablar de seguridad siempre tendemos a pensar en protección en caso de un intento de robo u ocupación, pero hay más situaciones en las que es importante que nuestras ventanas nos protejan. En caso de incendio es bueno saber que las ventanas con sistemas KÖMMERLING están clasificadas como M1 «difícilmente inflamable» y son auto extinguibles, según la norma UNE 23727.

En zonas con fuertes rachas de viento o en viviendas a gran altura, es importante tener en cuenta la presión del viento a la que estarán sometidas las ventanas. Cuanto más alto es el piso en el que se ubica una vivienda, mayor será la cantidad de aire que presiona. En el ámbito de las ventanas, la resistencia al viento se mide según la norma EN 12210, estableciendo 5 categorías. Las ventanas con sistemas KÖMMERLING siempre están entre las mejores.

 

Instalación

Una vez definida la ventana, es importante escoger quién se hará cargo de su instalación. De nada nos sirve una ventana muy buena si después se instala mal, ya que sus prestaciones no estarán “funcionando” al 100%. Podríamos decir que la instalación de la ventana es tan importante como su fabricación. La Red Oficial KÖMMERLING está preparada y formada para instalar las ventanas garantizando su calidad y prestaciones.

 

Calidad y garantías

Cuando prescribimos las carpinterías de un proyecto confiamos en que cumplirán con las normativas, y se ajustarán a la información recibida por parte del fabricante y/o instalador. La vía para tener documentación que demuestre las características de las ventanas escogidas es el Marcado CE. Es la forma que tiene el fabricante de un producto de acreditar su idoneidad. En el caso de las ventanas es un documento obligatorio, que debe realizar el fabricante, y en el que podremos ver las prestaciones que ofrece la ventana contratada. Las características obligatorias que deben aparecer en el Marcado CE son:

  • Resistencia a la carga del viento
  • Estanqueidad al agua
  • Emisión de sustancias peligrosas hacia el interior
  • Propiedades frente a la radiación solar
  • Permeabilidad al aire
  • Resistencia al impacto
  • Atenuación Acústica
  • Aislamiento térmico

 

Al margen del Marcado CE, otra forma de cerciorarnos de la calidad del producto es comprobar si disponen de otro tipo de documentación (Etiqueta Energética de la Ventana, fichas técnicas del sistema…), qué tipo de garantías se ofrece, con que sellos o certificaciones cuenta la marca, etc.

Sellos y certificaciones

En el caso de KÖMMERLING son varios los sellos y certificaciones con los que contamos, que demuestran las buenas prácticas tanto a nivel medioambiental como en la fabricación del producto. Disponemos de los certificados de calidad (ER) y de gestión medioambiental (GA), conforme a la nueva versión de las normas de referencia ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015. Además, en materia de producto hemos superado una vez más la inspección de AENOR para la renovación de las marcas N de nuestras series: KÖMMERLING76 Xtrem, EUROFUTUR y PREMILINE.

También es importante destacar la obtención de la ecoetiqueta tipo III DAP (para el sistema EuroFutur Elegance y KÖMMERLING76 Xtrem), un informe que aporta información cuantitativa de los impactos ambientales de un producto durante todo su ciclo de vida. La DAP se exige en determinados proyectos de alta eficiencia, como por ejemplo aquellos que quieren ser certificados en BREEAM.

Reto KÖMMERLING
Reto KÖMMERLING

KÖMMERLING lanza su segundo concurso de arquitectura. En esta segunda iniciativa buscamos proyectos con un planteamiento diferente, proyectos de calidad que sean capaces de cumplir con el 2020 a un precio de ejecución viable.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!

Entradas relacionadas

Sin comentarios

Publicar comentario

logo kommerling